InicioComer carneTorosPescadoExperimentos con animalesAccionesMaterialContáctanosPrensaLinks

Comer carne:

La ganadería perjudica el clima

Comer carne es cruel

Comer carne te enferma

Comer carne provoca un sufrimiento global

Personas inteligentes no comen nada que tenga ojos

Los animales tienen un alma... ¿y el hombre?

El amor de Jesús por los animales

Recetas vegetarianas

General:

Inicio

Mapa de sitio web


En cada animal, así como también en cada planta, se encuentra la poderosa fuerza creadora, Dios, el eterno Espíritu universal omnipresente, la Inteligencia universal. Aquel que tenga ya sólo un poco de corazón por la naturaleza podría intuir en la expresión de un animal, en la belleza de una planta, en la forma de una piedra o en las substancias líquidas, que la Tierra podría ser un paraíso.

Para justificar la explotación desmesurada de los reinos de la naturaleza a menudo se cita la frase del Creador: Someteos la tierra (Génesis 1, 28). Sin embargo, la palabra "someter" no significa torturar a los animales, destruir los bosques y plantas y destrozar todo de lo que el hombre puede disponer. Con la palabra "someter" se hace referencia al mandamiento de cuidar los reinos de la naturaleza, sí, toda la Tierra. Se nos ha exhortado a que tratemos y cuidemos la Tierra con amor. Se nos ha mandado que respetemos todas las formas de vida en la Tierra, sí, toda la Tierra, que la apreciemos y amemos, pues todo en todo es la obra del Todopoderoso, el amor al hombre, al animal, a la planta y a la piedra, sí, a toda la Tierra.

Quien alguna vez haya cuidado a algún animal siente que se ha vuelto internamente más rico y más consciente de la naturaleza. En aquel que por el contrario instale fábricas de productos animales, o sea, mataderos o los apruebe, lo que se muestra en que come carne de su prójimo animal, su consciencia se volverá cada vez más estrecha, porque un hombre semejante empobrece internamente.

Extracto de:
¡Los animales claman!, ¡el profeta denuncia!

Publicación gratuita: » pedir / » leer


Este libro y otras informaciones encuentra » aquí