InicioComer carneTorosPescadoExperimentos con animalesAccionesMaterialContáctanosPrensaLinks

Experimentos con animales:

Experimentos con animales significan dolor

Experimentos no evitan enfermedades

Experimentos con animales no son transferibles

Experimentos esconden peligros inimaginables

General:

Inicio

Mapa de sitio web

Los datos:

Las personas que sacan provecho de los experimentos con animales presentan estos experimentos al público como algo totalmente necesario, argumentando que se logra más seguridad para el consumidor y que ayudan a desarrollar nuevos medicamentos y tratamientos médicos.

El objetivo que se presenta al consumidor es la salud y el bienestar. Para conseguir este objetivo, parece que no se escatima en gastos ni esfuerzos. Si esto fuera cierto, en vista de los innumerables experimentos con animales se tendrían que haber conseguido grandes progresos en la lucha contra las enfermedades y deberíamos haber avanzado considerablemente en el trayecto que nos conduce a un futuro sano y feliz. ¿Realmente es así?

Más enfermedades a pesar de los experimentos:

Las enfermedades aumentan a pesar de los numerosos experimentos con animales. Por la información diaria en los medios de comunicación sabemos, por ejemplo, que el sistema sanitario alemán es cada vez más caro y que es urgente un nuevo rumbo para poder garantizar que la atención médica siga siendo asequible para todos los alemanes. ¿Qué se esconde detrás de todo ello? Las denominadas enfermedades del mundo civilizado avanzan y las dimensiones que están alcanzando apenas pueden ser costeadas. Muchas personas padecen alergias, enfermedades psíquicas, cáncer, dolores crónicos, diabetes (diabetes mellitus), tensión arterial alta y otras enfermedades. El término «enfermedades del mundo civilizado» ya da a entender que las causas deben buscarse en el estilo de vida y en la relación con la naturaleza. ¿Qué pueden cambiar aquí los experimentos con animales? Quien realmente quiera hacer algo por la salud del pueblo debe preguntarse si los experimentos con animales son el camino correcto para lograr más salud. O, dicho de otro modo, ¿cumplen quienes llevan a cabo los experimentos con animales lo que nos han prometido?

La fallida lucha contra el cáncer:

Sólo unos pocos científicos dan su opinión sobre este tema. Así, por ejemplo, el Doctor Klausner del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer de EE.UU. (NCI), quien confirmaba en un artículo en TIMES en el año 2002 lo siguiente: «La historia de la investigación del cáncer es la historia de cómo se cura el cáncer en los ratones. Desde hace décadas curamos el cáncer en ratones, pero con las personas no funciona.» Su colega, el que fuera director del NCI, el doctor Bross, lo explicó con más detalle ante el congreso de EE.UU. en el año 1981: «Desde el punto de vista científico se ha llegado a la conclusión de que, lo que se llama investigación del cáncer con el modelo de experimentación animal, ha resultado ser un fracaso rotundo. Cuando el NCI tomó con gran entusiasmo la decisión de utilizar a los animales en masa para luchar contra el cáncer, ya existían suficientes conocimientos científicos como para deducir que ese programa en masa no iba a tener éxito. Prácticamente no existía ninguna prueba que hubiera sugerido que podría resultar exitoso. Por consiguiente, los millones de animales que se mataron en la búsqueda de remedios contra el cáncer fueron sacrificados inútilmente.»